MIRAR AL CIELO EN VERANO

Luna llena en el cielo de verano de Madrid

Autora: Alicia Peralejo.

Cada vez menos, miramos hacia arriba, hacia el cielo; cada vez más, miramos hacia abajo, hacia el móvil. Tampoco miramos hacia las personas con las que nos cruzamos en la calle. Caminando compruebas que, si alguien camina de frente, tienes que desviar tu dirección si no quieres chocar con quien viene hacia ti mirando el móvil.

Propongo que miremos más hacia el cielo, de día o de noche. De día, si está soleado, azul intenso, maravilloso, pero aún más impresionante si es de noche. Ellas, las estrellas, están siempre ahí, decorando un escenario natural, atractivo, generoso, variado y misterioso.

¿Por qué no conocemos nuestro cielo tan bien como nuestra Tierra?

Es interesante saber un poco más. Por ejemplo ¿cuál es la estrella «más cercana» a la Tierra? Se llama Alfa-Centauri y está en la constelación Centauro; se encuentra a una distancia de 4,3 AL (años luz) del sistema solar.

Pero ¿qué es un año luz? 1 AL es la distancia que recorre la luz en un año.

Como no estamos acostumbrados a utilizar esta unidad de medida de longitud astronómica, la vamos a expresar en otra mucho más habitual, como es el km.

1 AL equivale a 9,46 billones de km, es decir 9 460 000 000 000 km. Difícil de imaginar ¿no? Pues Alfa-Centauri está a esa cifra multiplicada por 4,3. ¡Qué mareo produce!

Para hacernos una idea un poco más comprensible, podemos decir que, cuando miremos al cielo y veamos esta estrella, la luz que nos llega hoy salió de allí hace 4,3 años.

No es fácil ver esta estrella en el cielo porque no es muy luminosa. Sin embargo, tenemos un conjunto de estrellas muy brillantes y fáciles de localizar durante los meses de verano y os animo a que las busquéis.

Se llaman Vega, Deneb y Altair, y forman el llamado «Triángulo de verano».

Vega forma parte de la constelación de Lira y está a 25 AL.

Deneb está en la constelación del Cisne, a una distancia de 2116 AL.

Altair pertenece a la constelación del Águila y dista 16 AL del sistema solar.

Si te encuentras este verano en cualquier punto del hemisferio norte, atrévete a descubrirlas porque ¡ESTÁN SIEMPRE AHÍ!

Fotografía de Consuelo J. de C. Luna llena en el cielo de verano de Madrid.

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.