El rastro de Filomena

El rastro de Filomena

-Textos y fotos de Emma Romerales-Kessel.

 La profesora y naturalista Emma Romerales-Kessel nos envía unas fotografías desde su casa de campo en la provincia de Madrid. Hablan por sí solas para comprobar los efectos de la tormenta de nieve que asoló gran parte de España y en concreto Madrid, así como de los vientos huracanados que tanta destrucción han producido. 

El rastro de Filomena

Las consecuencias de la gran nevada las recoge Emma en unas expresivas frases: “La calle con casi 80 centímetros de nieve por la caída de la nieve de pinos y coníferas. En mi jardín se ha venido abajo la mitad de la pérgola. Las tuberías ya las protegí con jerseys viejos en varias capas para que no se helara el agua.” 

El rastro de Filomena

Cuando vino el deshielo y con él el huracán, estas fueron sus consecuencias: “El jardín y todo su entorno, con los bosques arrasados. No te haces idea de la catástrofe forestal y agrícola… Y lo que esto va a suponer. Esto en mi jardín se arregla, pero las cosechas de espárrago y aceituna tardía se han perdido”.

El rastro de Filomena

Y concluye, con un eco melancólico: “La pandemia avanza. Y aquí no hay sol…”

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.