CUANDO LA POESÍA ES NUESTRA REFERENCIA. HA MUERTO RICARDO BELLVESER

Autor: Francisco Mas-Magro.

¿Será cierto que mi abuelo Francisco tuviera razón, cuando un día, tenía yo 10 años, me dijera, ciertamente serio, al recordar la reciente muerte de un amigo suyo, ilustre medico de Madrid: “Muchacho, la muerte se lleva a uno y no parará hasta que se lleve a tres”? Él fue el segundo, la Muerte envuelta en velos blancos, y a Marañón se lo llevó el tercero, la muerte arropada de grises. La figura de la Muerte, tan presente en nuestra vida.

El escritor valenciano Ricardo Bellveser ha fallecido esta semana a los 73 años. El tercero, en este mes de diciembre del lúgubre año 2021.

Ricardo, a quien conocí hace algún tiempo y con quien pude compartir algún que otro recital de poesía en la sede del Ateneo Republicano Blasco Ibañez de Valencia, llevaba luchando contra un cáncer de páncreas desde hacía, al menos, dos años. El profesor Bellveser era socio de honor del citado Ateneo Cultural.

Estudió Filología en la Universidad de Valencia y Ciencias de la Información en la Complutense de Madrid. Destacó no solamente como poeta, novelista y ensayista, lo que define claramente el alcance de su personalidad cultural, también, fue un reconocido crítico literario, ejerciendo en diferentes diarios y revistas españolas e hispanoamericanas.

Profesor titular universitario de Teoría de la Literatura y director de la Institución Alfonso el Magnánimo de Valencia, era académico electo de la Academia Valenciana de la Lengua y miembro del Consell Valencià de Cultura y de la Real Academia de Bellas Artes San Carlos. Fue Premio Nacional de Poesía Cultura Viva en 2017.

Sus primeros libros fueron de poesía, atraído por la estética de los novísimos. De esta influencia surgen Cuerpo a Cuerpo (1977) y La estrategia (1977). Le siguieron Manuales (1980) y Cautivo y desarmado (1987). Estos libros fueron reunidos posteriormente bajo el título de La memoria simétrica (1995).

Ulteriormente publicó los poemarios, Julia en Julio (1999), El agua del abedul (2002), Paradoja del éxito (2003), Fragilidad de las heridas (2004), Las cenizas del nido (2009), Jardines (2013) y Primavera de la noche (2016). En Primavera de la noche Ricardo Bellveser reclama el regreso a la poesía de la emoción. En 2018 publicó la antología El sueño de la funambulista, una selección de sus mejores poemas.

No solamente hemos perdido un referente de la cultura, también un amigo que siempre estaba al pie de la llamada.

Fotografía de Ricardo Bellveser: olelibros.com

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.