CARMEN SANTISTEBAN REQUENA, ENTRE LAS MATEMÁTICAS, LAS ARTES Y EL MECENAZGO

Entrevista de Consuelo Jiménez de Cisneros y Baudin.

Carmen Santisteban es una mujer plural, casi inabarcable. Se le podría aplicar esa frase de que no se pueden poner puertas al campo. Pues ella es un inmenso paisaje donde se combinan las ciencias, la docencia, la investigación, las letras, las artes, las inquietudes solidarias. Presidenta de la Fundación de su mismo nombre, nos conocimos por azar en una exposición artística con fines solidarios a favor de la isla de La Palma. Su energía, su fuerza, su alegría y su generosidad me conquistaron de inmediato.

Valga esta peculiar introducción para dar paso y voz a esta mujer granadina que ha vivido muchos años en Madrid y que ha elegido instalarse en Alicante sin descuidar su perfil cosmopolita que la ha llevado recientemente a un congreso en Riga, por poner un ejemplo.

Publicaciones de Carmen Santisteban

El Cantarano.- Matemática, docente, investigadora, aficionada a las artes… Antes de nada: ¿cómo te definirías?

Carmen Santisteban.- Me pides algo muy complicado, pues definir algo, material o inmaterial exige que la proposición que se haga exponga de forma unívoca y con precisión la comprensión del concepto, sus características genéricas y diferenciales. Si tengo que definirme en lo genérico, apasionada por la honestidad, cincelada en la cultura del esfuerzo y con mucho amor para regalar. En lo diferencial, una gran capacidad de discernimiento.

El Cantarano.- Repasando tu currículo, vemos que has trabajado en las universidades de Granada, donde te formaste, y de Madrid. ¿Cómo ha sido tu experiencia en ellas?

Carmen Santisteban.- La formación es un proceso y uno va siendo el compendio de lo ya recorrido y la esperanza de mejora en lo que le queda por recorrer.

Mis padres han sido mi mejor escuela. El paso por diferentes universidades me ha proporcionado esa visión cosmopolita de la que me precio y procuro cultivar.

Ateniéndome a tu pregunta en stricto sensu, te diré que mi paso por la universidad de Granada, fue una lucha por el avance y la supervivencia en el campo del conocimiento. En Madrid, me abrí de lleno a la investigación.

Separata de una publicación científica de Carmen Santisteban

El Cantarano.-Tienes más de ciento veinte publicaciones entre artículos, libros, capítulos de libros, etc. y has publicado sesenta y seis artículos de investigación en revistas nacionales e internacionales referenciadas, con alto índice de impacto. Todo ello, en el campo de las ciencias matemáticas. Pero sabemos que también has escrito poesía y relato y que consideras la posibilidad de alguna publicación literaria. ¿Podrías hablarnos de ello?

Carmen Santisteban.- A ciencia cierta, no sé el número de publicaciones que he generado a lo largo de mi vida académica, creo que son más de 300 las referenciadas, pues he ido abriendo caminos y eso me ha llevado a publicar en el ámbito de la estadística, la matemática, la psicología matemática, la medicina, la psicometría y otros ámbitos como la biofísica y algunos procesos cerebrales.

Lo cierto es que no todo, pero gran parte de lo que he hecho en mi ámbito académico está reflejado de una manera u otra en escritos, publicaciones y proyectos de investigación; no así la otra parte de mi vida, la dedicada a la literatura o a la pintura, en mis “ratos libres”

Escribir y pintar ha sido esa otra parte de mi vida que nunca se ha hecho pública, excepto últimamente algunos cuadros en exposiciones colectivas. A veces voy abriendo mis cuadernos y recogiendo poemas o relatos, algunos olvidados entre las páginas de libros, de proyectos de investigación, o versos garrapateados a espaldas de folios amarillos cuajados de ecuaciones. Ahora que tímidamente están viendo la luz, al dejarlos ante los ojos de unos pocos amigas, amigos y expertos, me están animando a que los publique. Sinceramente me gustaría muchísimo compartir las ideas, las experiencias, las emociones y todo lo que puede conllevar un buen escrito. Pero no sé de su calidad ni si llegará a producirse la comunión entre quien lo escribe y el lector. Lo único que sé de ese binomio imprescindible, es que mis escasos lectores, se emocionan.

Es precisamente la directora de El Cantarano quien ha prestado mayor atención a mis escritos y de hecho, me ha solicitado publicar alguno de mis poemas en El Cantarano.

Una muestra de la faceta artística de Carmen Santisteban

El Cantarano.- Hay personas, entre ellas quien te hace esta entrevista, que somos extremadamente sensibles al ruido. Creo que has estudiado y publicado algo al respecto…

Carmen Santisteban.- En efecto, uno de los temas en los que he trabajado ampliamente es en los efectos del ruido en las personas. Tengo bastantes artículos científicos sobre la sensibilidad individual al ruido, incluso construí tests para su evaluación, he dirigido tesis doctorales sobre el tema, y es una de las variables que he incluido para tener en cuenta, entre otras, en algunos estudios psicológicos y en especial, en mi grupo de investigación, en los estudios sobre la atención.

De todos modos, de lo que me siento mas orgullosa es de haberlo dado a conocer al público en general, de haberlo divulgado en la prensa como “Ruido: El contaminante que no se ve” (Los grandes temas del domingo. Diario El Independiente. 5 de Noviembre 1989), cuando la palabra contaminación solo se solía atribuir a la contaminación atmosférica, la química . Y he presentado ponencias en diversos países en los congresos auspiciados bajo el título “Noise as a Public Health Problem”

Fue una época en la que desarrollé una gran actividad junto a los expertos del Instituto Torres Quevedo del CSIC, siendo miembro fundador de CASE (Comité Acústico del Sur de Europa) y participando en el primer congreso en Madrid de la Sociedad Española de Acústica, contribuyendo con un capitulo en el libro “El ruido en la ciudad, gestión y control”.

El Cantarano.- Otro tema de actualidad en el que también hiciste tu aportación es el de las agresiones a niños y adolescentes en el ámbito escolar. ¿Qué nos puedes decir sobre esta lacra y cómo combatirla?

Carmen Santisteban.- Mi tema de estudio no fue la agresión, sino la “Agresividad en preadolescentes y adolescentes”. Esta investigación la realizamos con financiación del Ministerio.

Con una muestra de casi 3000 preadolescentes y adolescentes, se realizó un estudio sobre sus niveles de agresividad (física, verbal, ira y hostilidad), relacionándolos con otras variables, como la impulsividad, tiempo dedicado a la televisión, videojuegos, deberes, lectura extraescolar, etc. También estudiamos la percepción que ellos mismos tenían sobre la violencia en entornos lejanos (el mundo, otros países) y cercanos (su hogar, su barrio, su centro escolar) y sobre la justificación de la violencia en distintos contextos, así como otras variables.

Este estudio fue muy revelador de ciertos aspectos a tener en cuenta en el comportamiento de adolescentes y preadolescentes y que ciertas variables tienen un peso específico en la vida de los niños, por ejemplo, la lectura, que disminuye su agresividad. Uno de los resultados relevantes es sobre cómo influyen en la agresividad las horas dedicadas a los deberes en las distintas edades. Es curioso que en ese continuo y recurrente debate “deberes si, deberes no” solo se base en opiniones y no se tengan en cuenta los resultados de investigaciones realizadas con dinero público.

Estos resultados los expuse ante la Comisión de Educación y Ciencia del Senado porque así me lo pidieron.

Esta investigación ha dado lugar a muchas otras en diferentes países, habiendo personalmente participado en algunas de ellas, como se muestra en las publicaciones.

Lo más difundido ha sido un test para medir la agresividad que construimos y que se está utilizando en investigaciones en todo el mundo.

Carmen Santisteban con sus colegas de psicología matemática en un congreso celebrado en Utrecht (Holanda) en 1984

El Cantarano.- La biometría ha sido una de tus principales dedicaciones. Has llegado a ser Presidente de la International Biometric Spanish Region (1992 -95) y miembro electo del Council de la Internacional de la Biometric Society (1992-1995). Fundadora de la Sociedad Española de Biometría y su presidente (1986-95), así como la impulsora del Grupo Internacional y luego de la Spanish Region de la International Biometric Society. ¿Cómo fue la implantación en España de esta ciencia novedosa?

Carmen Santisteban.- Mi primer destino por oposición fue la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Allí comencé a implicarme en la parte formal de algunas tesinas y tesis doctorales. En 1981 acudo a unas jornadas de estadística y medicina y allí conozco al presidente de la Región Francesa de la International Biometric Society y al de la Internacional.

Viendo que esa era una buena vía de inclusión en una sociedad con canales científicos internacionales, vuelvo a España y empiezo a indagar si había científicos españoles conectados. Solo había dos y estaban fuera de España. Entonces comencé mi periplo por centros de investigaciones biométricas y universidades, uno de ellos fue el INIA, donde fueron muy receptivos y el Dr. Carbonell se unió a mi cruzada.

Así comencé creando la Sociedad Española de Biometría (Noviembre 1984), el Grupo Español de la International Biometric Society (1985) y finalmente logro el suficiente número de miembros, se redactan los estatutos y se llega al nivel más alto dentro de la IBS, la aprobación de la “Spanish Region” que en la actualidad goza de gran reputación, ostentando los españoles cargos de relevancia dentro de la estructura internacional.

Carmen Santisteban fue pionera en la implantación en España de la Biometría

El Cantarano.- Has estado trabajando en Oxford, Filadelfia, Stanford, Trento… Seguro que tienes alguna experiencia o anécdota que quieras compartir…

Carmen Santisteban.- No sabría decir así, a la voz de pronto. Son muchos años y muchas circunstancias. Una chica provinciana moviéndose por el mundo, sola y con escasos recursos.

Un día, en Oxford salí del laboratorio y me fui a un parque, me acerque paseando hasta la orilla del Támesis. Cuando intente salir, no pude. Lo intente por varios sitios, para mí era temprano, pero estaban las puertas cerradas. En donde yo vivía, los parques no tienen puertas y si las tenían no tenía conciencia de que se cerraran. Ya buscaba con los ojos un refugio, pues presumía que dormiría en el parque, aún así, me mantuve pegada a los barrotes de la verja hasta que pasó alguien que sabía a quién llamar para sacarme de allí. En Filadelfia, como siempre se me hacía tarde en el laboratorio, los guardias de seguridad de la Universidad de Pensilvania me acompañaban hasta fuera, para la universidad era un problema si me pasaba algo dentro del campus.

Cosas intrascendentes de estas, muchas; las otras, no son anécdotas.

Carmen Santisteban en Holanda en 1984 con el profesor Duncan Luce (Universidades de Stanford e Irvine, California), experto en psicología matemática.

El Cantarano.- Eres autora de más de un centenar de comunicaciones para Congresos nacionales e internacionales, de las cuales veinticinco han sido como ponente invitado. Has sido miembro de los comités científicos u organizador de dieciséis Congresos, casi todos ellos internacionales. Háblanos de tu última y reciente experiencia en Riga este verano.

Carmen Santisteban.- Esos números proceden de un currículo que os proporcioné, no completo ni actualizado, pero me alegro de tenerlos pues me aproxima numéricamente a esa idea confusa que una tiene de una vida científica y académica muy participada.

Mi estancia en Riga ha sido meramente testimonial. Este año se ha celebrado ahí la “31st International Biometric Conference” y al mismo tiempo se celebraba el 75 aniversario de la constitución de la sociedad. Con ese motivo se han hecho algunas sesiones especiales y conmemorativas, se ha publicado un libro sobre el desarrollo a lo largo de esos años, donde la Región Española ha tenido su protagonismo, y yo he acudido en mi calidad generadora y primera española presidenta del Grupo Español, de la Región Española y primera española miembro del Council Internacional.

Solamente eso.

El Cantarano.- Hemos visto que has trabajado también en psicología matemática y en informática educativa. Sin duda, una pionera…

Carmen Santisteban.- En psicología matemática, he trabajado mucho. De hecho, la primera cátedra que se llamó así en el Ministerio y poniendo entre paréntesis lo de matemática, fue la que yo obtuve.

En cuanto a la informática educativa, es verdad que participé con un proyecto junto a la cátedra de informática de la facultad de Físicas de la Universidad Complutense; fue un proyecto conjunto que nos llevó varios años, obteniendo buenos resultados, pero es una línea que abandoné. Yo trabajaba en estrategias de aprendizaje y contenidos, la informática no es lo mío.

El Cantarano.- A lo largo de tu trayectoria, ¿has tenido alguna dificultad por ser mujer?

Carmen Santisteban.- Creo que bastantes, pero eso lo veo ahora, nunca había reparado en ello.

Si esto me lo preguntas hace unos años, te respondo con un no, casi rotundo. Ni siquiera me lo había planteado, Si tenía dificultades u otras cosas sucedían, yo pensaba que era yo la que tenía que comprender que respondían a su condición de hombres, y que lo que tenía que hacer yo es esforzarme más. Ahora bajo la luz de otros focos, lo analizo y lo veo de otra manera.

En cualquier caso, también he de decir que el menosprecio y el acoso no sólo lo he sufrido por parte de hombres, sino también de algunas mujeres. Una cree en sí misma, en la honestidad y el esfuerzo y sigue adelante.

Pintura de Carmen Santisteban firmada en 2019

El Cantarano.- Eres un ejemplo de jubilación activa, has tenido la iniciativa de crear una Fundación con fines culturales y solidarios. Háblanos de ella y de tus proyectos al respecto.

Carmen Santisteban.- Al jubilarme he cultivado un poco más mis aficiones. He asistido a los talleres de pintura gestual y de pintura al aire libre. También me incorporé a una tertulia literaria, me integré en el grupo “verso a verso” . Todo ello en la Universidad de Alicante.

La Fundación Carmen Santisteban se constituyó ante notario en septiembre de 2020 y se publico en el BOE en Mayo de 2021. Es una organización sin ánimo de lucro uno de cuyos objetivos, entre otros, es el ejercer acciones de apoyo y ayuda a personas o grupos de personas en riesgo de vulnerabilidad y/o exclusión social. También fomentar programas educativos y artísticos de inclusión social y promover actividades que ayuden a luchar contra los estigmas asociados a la pobreza, que abocan al fracaso social, educativo y profesional.

He de aclarar que aquí las palabras pobreza, exclusión y vulnerabilidad no se refieren exclusivamente o lo económico, sino también a deficiencias educativas, informativas y de otras índoles que generan alienación.

Por ello, todo el programa lleva por título “Saber Mirar”, como primer paso para saber ver, reflexionar, discernir y actuar.

Toda la filosofía de este programa lo he recogido en un documento, elaborado a modo de ensayo, que está registrado en la propiedad intelectual.

La Fundación ha propiciado que escolares de La Palma afectados por la erupción del volcán plasmaran sus sentimientos en dibujos y escritos. Al mismo tiempo, niños y niñas en la península, solidarizados con ellos, hicieron lo mismo, Todos esos dibujos, más de mil, y los escritos se expusieron en mayo en La Lonja, en Alicante.

Al mismo tiempo se realizaron jornadas de puertas abiertas. Hubo talleres de pintura, para niños y adultos acompañantes.

En colaboración con la Universidad de Alicante y bajo el título “Educación, valores y arte en las catástrofes” se celebraron Mesas Redondas con participación de destacados expertos.

24 reputados artistas alicantinos acompañaron con sus obras, poniendo así educación, arte y sentimiento al alcance de todos, porque tuvimos la suerte de que fueron muchas las personas de muy distintos estratos socio-culturales, que se beneficiaron de estas actividades, concebidas para todos y al servicio de todos.

Ahora seguimos con nuestras actuaciones de ayuda y mecenazgo en colaboración también con la Universidad de La Laguna.

La Fundación también está involucrada con las acciones educativas que lleva a cabo la Asociación Noru en Etiopía.

El Cantarano.- Para terminar: sabemos que pintas, que escribes versos… ¿Qué significan la literatura y el arte en tu vida?

Carmen Santisteban.- Para mí la vida es una obra de arte. Veo arte en la luz, en una flor, en el silencio. Me parece milagroso que alguien pueda encerrar acontecimientos, sentimientos, o cualquier otra cosa, en las palabras o en la luz, o en el color y que me lo regale para que yo vuelva a conocer, a imaginar o a sentir.

Desde que me recuerdo, antes de saber leer, recitaba versos o canciones que oía, hacía dibujos en la tierra con un palo e imaginaba las estrellas.

Gracias a la experiencia personal de eso que llaman arte, he podido muchas veces levantarme, vivir y sobrevivir.

Consuelo Jiménez de Cisneros y Carmen Santisteban en la exposición a favor de La Palma organizada por la Fundación Carmen Santisteban. Alicante, mayo de 2022.
error: Content is protected !!
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.